Museo LoPiù

Museo LoPiù
(Logo designed by Juan Carlos Cuba)

Translate

lunes, 19 de febrero de 2018

Beny Moré - Que me hace daño

NO ME VUELVAS A CANTAR ESA CANCIÓN

En el quincuagésimo quinto aniversario de su tránsito final, recordamos al cantante y compositor cubano Beny Moré con Que me hace daño, bolero compuesto por su compatriota José Dolores Quiñones que el conocido como 'Sonero Mayor de Cuba' editó en 1958.

domingo, 18 de febrero de 2018

Vintage delights (CI)

Edward G. Robinson ("Little Caesar", 1931)

Phillips Holmes ("Broken lullaby", 1932)

 Buster Crabbe & Frances Dee ("King of the jungle", 1933)

William Powell & Myrna Loy ("The thin man", 1934)

 Eleanor Powell ("Born to dance", 1936)

Errol Flynn ("The adventures of Robin Hood", 1938)

Victor Mature, Gene Tierney & Phyllis Brooks ("The Shanghai gesture", 1941)

Randolph Scott, Marlene Dietrich & John Wayne ("Pittsburgh", 1942)

Greer Garson & Walter Pidgeon ("Madame Curie", 1943)

Renée Asherson & Laurence Olivier ("Henry V", 1944)

Ingrid Bergman, Cary Grant & Claude Rains ("Notorious", 1946)

 Lamberto Maggiorani & Enzo Staiola ("Ladri di biciclette", 1948)

Bette Davis, Thelma Ritter, Celeste Holm & Hugh Marlowe ("All about Eve", 1950)

Charles Chaplin & Claire Bloom ("Limelight", 1952)

William Holden, Grace Kelly & Bing Crosby ("The country girl", 1954)

Susan Harrison & Burt Lancaster ("Sweet smell of success", 1957)

James Stewart & Kim Novak ("Vertigo", 1958)

Tony Curtis & Marilyn Monroe ("Some like it hot", 1959)

Elizabeth Taylor ("Butterfield 8", 1960)

Karl Malden & Rosalind Russell ("Gypsy", 1962)

Shirley Eaton & Sean Connery ("Goldfinger", 1964)

 Sophia Loren & Gregory Peck ("Arabesque", 1966)

Dick Van Dyke ("Chitty Chitty Bang Bang", 1968)

Kirk Douglas & Richard Boone ("The arrangement", 1969)

sábado, 17 de febrero de 2018

Gene Pitney - Town without pity

HOW CAN WE KEEP LOVE ALIVE?

Recordamos el aniversario natal del desaparecido cantante estadounidense Gene Pitney con Town without pity, composición de Dimitri Tiomkin (música) y Ned Washington (letra) para la película del mismo título que dirigió Gottfried Reinhardt y fue estrenada en 1961. Sus autores ganaron el Globo de Oro a la mejor canción (además de una nominación al Oscar) y Pitney logró con ella su primer hit importante.

Town without pity  (lyrics)

When you're young and so in love as we
And bewildered by the world we see
Why do people hurt us so?
Only those in love would know
What a town without pity can do
If we stop to gaze upon a star
People talk about how bad we are
Ours is not an easy age
We're like tigers in a cage
What a town without pity can do
The young have problems, many problems
We need an understanding heart
Why don't they help us, try to help us
Before this clay and granite planet falls apart
Take these eager lips and hold me fast
I'm afraid this kind of joy can't last
How can we keep love alive
How can anything survive
When these little minds tear you in two?
What a town without pity can do

How can we keep love alive
How can anything survive
When these little minds tear you in two?
What a town without pity can do
No, it isn't very pretty what a town without pity can do


 

viernes, 16 de febrero de 2018

Marifé de Triana - María de la O

PARA MIS MANOS TUMBAGAS, PA MIS CAPRICHOS MONEA

Recordamos a Marifé de Triana en el quinto aniversario de su partida, con esta actuación televisiva de 1970 donde canta María de la O, sentida versión (que ella había grabado en 1961) de la clásica copla de Rafael de León, Salvador Valverde y Manuel Quiroga que en los años 30 popularizara Estrellita Castro.

jueves, 15 de febrero de 2018

Nat King Cole - Autumn leaves

BUT I MISS YOU MOST OF ALL

En el quincuagésimo tercer aniversario de su fallecimiento recordamos al cantante estadounidense Nat King Cole con esta actuación en vivo de su propio show televisivo en 1957. En ella interpreta Autumn leaves, su personal versión de "Les feuilles mortes", la inmortal canción francesa escrita en 1945 por Jacques Prévert (letra) y Joseph Kosma (música), cuyo texto fue adaptado en lengua inglesa por Johnny Mercer.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Frederick Loewe's Overture from "My fair lady" (1964, Original soundtrack)

FREDERICK LOEWE (Berlin, Imperio Alemán, 10-6-1901 / Palm Springs, California, US, 14-2-1988): IN MEMORIAM

Hoy se cumplen treinta años del fallecimiento del compositor austriaco-americano Frederick Loewe. En colaboración con el letrista estadouniense Alan Jay Lerner escribió diversos musicales estrenados en Broadway. Los de mayor éxito fueron llevados al cine posteriormente. El tándem Lerner / Loewe fue uno de los más eficientes en la historia del musical americano y ambos firmaron obras como Brigadoon, Paint your wagon, My fair Lady o Camelot, además de las partituras de las películas Gigi y El principito. Las más refinadas composiciones de ambos se caracterizan por un desarrollo temático muy contemporáneo y la precisión de las frases, unidas a unas melodías llenas de gracia que a veces parecen mirar hacia la opereta europea de fines del siglo XIX.
Friedrich Löwe (su nombre natal), era hijo de judíos vieneses. Su padre fue una figura de la opereta que actuó por toda Europa y America del Norte y del Sur. El pequeño Friedrich fue un niño prodigio que a los cinco años de edad ya tocaba el piano y a los siete componía. Muy pronto comenzó a tomar clases de piano y practicaba ayudando a su padre en los ensayos de las partituras que debía cantar. Luego estudió música en el conservatorio de Berlín y recibió muchos premios, llegando a ser el pianista más joven que tuvo la Berlin Philharmonic Orchestra. Con quince años escribio una canción muy popular, "Katrina", de cuya partitura  se vendieron más de un millón de copias.
Cuando su progenitor fue contratado para cantar en Nueva York,  Friedrich vió la oportunidad  para marchar a América y poder componer música para los espectáculos de Broadway. En 1924 viajó con su padre, pero no le resultó todo lo fácil que él esperaba, y durante los siguientes años debió aceptar los más diversos empleos, hasta que pudo conseguir trabajar al menos en algo de lo suyo: como pianista en clubs nocturnos o acompañando al piano la proyección de películas silentes. Desde 1934 contribuyó con su música a revistas de Broadway y más adelante colaboró con el letrista Earle Crooker en los musicales Salute to spring (1937) y Great Lady (1938), ninguno de los cuales consiguió llamar la atención.
En 1942 conoció a Alan Jay Lerner en el Lambs Club neoyorquino, a la sazón un lugar de encuentro frecuentado por profesionales del mundo teatral, y le pidió revisar el texto de Salute to spring para una presentación en Detroit. Ambos continuarían colaborando ininterrumpidamente hasta 1960. Los primeros musicales que escribieron juntos, What’s up? (1943) y The day before spring (1945), fracasaron y el éxito no llegó hasta Brigadoon (1947), fantasía romántica ubicada en una pequeña población escocesa que logró 581 representaciones y obtuvo el premio de la crítica de Nueva York como el mejor musical del año. El standard Almost like being in love procede de ella. Trasladada a Londres en 1949, alcanzó las 685 representaciones. Algo menos exitosa fue Paint your wagon (1951), sobre el triángulo amoroso entre dos buscadores de oro en un poblado californiano a mediados del siglo XIX y la única chica del lugar, y de la que se ofrecieron 289 funciones en Broadway y 477 en su traspaso a Londres en 1953, con canciones tan populares como Wand'rin' star o They call the wind Maria.
El mayor éxito de Lerner y Loewe llegó con My fair Lady (1956), adaptación musical de Pygmalion de George Bernard Shaw que en Broadway estrenaron Rex Harrison, Julie Andrews y Stanley Holloway, manteniéndose la obra en cartel seis años y medio, con 2717 representaciones. Considerado la cima de su arte, de diez candidaturas al Tony, My fair Lady consiguió seis de estos premios, incluyendo el de mejor musical para sus autores. Gran popularidad obtuvieron canciones como Wouldn't it be loverly?, With a little bit of luck, The rain in Spain, I could have danced all night, On the street where you live, Get me to the church on time o I've grown accustomed to her face
Consecutivamente Metro-Goldwyn-Mayer encargó a Lerner y Loewe el guión y música de Gigi (1958), lujosa producción musical basada en una novela de Colette que dirigió Vincente Minnelli y protagonizaron Leslie Caron, Maurice Chevalier y Louis Jourdan. El argumento versa sobre cómo prepara a una menor de edad su propia tía para que se convierta en la mantenida de un hombre rico. La exitosa película ganó tres Globos de Oro y nueve Oscars, todos a los que fue candidata. En ella sonaban canciones como Thank heaven for little girls, The Parisians, The night they invented champagne, I remember it well o Gigi, premiada con el Oscar a la mejor canción.
Su siguiente producción en Broadway fue Camelot (1960), musical basado en la leyenda del Rey Arturo que protagonizaron Richard Burton y Julie Andrews y del que se dieron 873 funciones en Broadway y 518 en Londres tras su estreno en 1964. A él pertenecen canciones como How to handle a woman o If ever I would leave you.
Lerner y Loewe tuvieron diferencias personales mientras escribían Camelot, por lo que el segundo decidió entonces retirarse a Palm Springs, California, y no compuso más hasta que, más de una década después, Lerner le reclamó para la adaptación teatral de Gigi en 1973, que les valió un segundo Tony a ambos por la mejor partitura original. Después colaboraron por última vez en el guión y partitura de El principito (1974), versión musical que llevaba a la pantalla el famoso cuento de Antoine de Saint-Exupéry. Un veterano Stanley Donen dirigió la película, que en su momento no captó el favor de público y crítica. 
Los cuatro musicales de Lerner y Loewe que previamente habían triunfado en los escenarios se convirtieron después en las películas Brigadoon (1954) de Vincente Minnelli, con Gene Kelly, Van Johnson y Cyd Charisse, My fair Lady (1964) de George Cukor, con  Audrey Hepburn, Rex Harrison y Stanley Holloway, Camelot (1967) de Joshua Logan, con Richard Harris, Vanessa Redgrave y Franco Nero, y La leyenda de la ciudad sin nombre (1969) de Joshua Logan, con Lee Marvin, Clint Eastwood y Jean Seberg.
Frederick Loewe estuvo casado con Ernestine Zwerline entre 1931 y 1957, año en que ambos se divorciaron. El compositor falleció a los 86 años de edad.



He aquí la obertura de My fair Lady, la más famosa de las traslaciones a la pantalla de los musicales de Lerner y Loewe.

martes, 13 de febrero de 2018

Oliver Reed (London, UK, 13-2-1938 / Valletta, Malta, 2-5-1999): In memoriam

DIFÍCIL Y PENDENCIERO

Hoy se cumplen 80 años del nacimiento del actor inglés Oliver Reed. Corpulento, de ojos azules, gesto ceñudo y formidable dicción, poseyó un carácter difícil y pendenciero. En un principio, el cine aprovechó su ruda y agresiva hipermasculinidad en personajes de duro o villano inquietante e imprevisible, pero más adelante Reed amplió sus registros y se convirtió en un polifacético intérprete a lo largo de cuarenta años de una muy profusa aunque irregular filmografía en la pantalla grande y la televisión. En 1971, cuando estaba en la cima de su carrera, fue considerado el quinto actor más popular de Gran Bretaña.
Hijo de periodistas deportivos, era sobrino del director cinematográfico Carol Reed. Después de una infancia y adolescencia problemáticas en la escuela, donde destacó como deportista, hizo el servicio militar obligatorio en el cuerpo médico del ejército británico. Desde la segunda mitad de los años 50 intervino como figurante o en pequeños papeles sin acreditar en una decena de películas. Luego se le encomendaron roles algo más significativos en Amargo silencio (1960) de Guy Green, La espada del bosque de Sherwood (1960) de Terence Fisher, El ladrón de éxitos (1961) de Robert Day, La maldición del hombre lobo (1961) de Terence Fisher, Estos son los condenados (1963) de Joseph Losey, Los piratas de río Sangriento (1962) de John Gilling, o La patrulla fantasma (1962) de Peter Graham Scott.
En el thriller psicologico El alucinante mundo de los Ashby (1963) de Freddie Francis, su nombre ya figuraba en segundo lugar tras el de Janette Scott, así como en el drama histórico El caballero audaz (1963) de John Gilling, tras el de Lionel Jeffries. Luego apareció en títulos como Rebelión en la India (1965) de John Gilling, film de aventuras coloniales con Ronald Lewis y Duncan Lamont, La trampa (1966) de Sidney Hayers, drama aventurero con Rita Tushingham rodado en Canadá, Atraco a la inglesa (1967) de Michael Winner, comedia con Michael Crawford y Harry Andrews, ¿Por qué lloras, Susan? (1967) de David Greene, film de terror con Gig Young, Carol Lynley y Flora Robson, o Georgina (1968) de Michael Winner, comedia dramática con Orson Welles, Carol White y Harry Andrews.  
Su consagración internacional corrió pareja a su interpetación del malvado Bill Sikes en Oliver (1968) de Carol Reed, brillante adaptación del drama musical de Lionel Bart que había triunfado tanto en escenarios del West End londinense (1960) como en Broadway (1962). En el reparto de la película compartió créditos con Ron Moody, Shani Wallis y los niños Mark Lester y Jack Wild. Esta producción ganó cinco Oscars y uno honorífico además de resultar un gran éxito internacional, lo que hizo conocido en todo el mundo el rostro de Oliver Reed. No obstante, al contrario que muchos de sus colegas británicos de profesión, el actor nunca quiso trasladarse a Hollywood. Entre sus títulos siguientes figuran El invencible sexo débil (1969) de Jonathan Miller, comedia con  Hayley Mills y Noel Harrison, El club de los asesinos (1969) de Basil Dearden, comedia negra con Diana Rigg, Telly Savalas, Curd Jürgens y Philippe Noiret, El último obstáculo (1969) de Michael Winner, comedia bélica con Michael J. Pollard, Mujeres enamoradas (1969) de Ken Russell, drama de época que adaptaba la novela de D. H. Lawrence, con Alan Bates, Glenda Jackson y Jennie Linden, La dama del coche con gafas y un fusil (1970) de Anatole Litvak, drama de intriga con Samantha Eggar y Stéphane Audran, Los demonios (1971) de Ken Russell, polémico drama sobre un clérigo acusado de herejía en la Francia del XVII, que protagonizó junto a Vanessa Redgrave, Caza implacable (1971) de Don Medford, western con Candice Bergen y Gene Hackman, La celada (1972) de Douglas Hickox, thriller con Jill St. John y Ian McShane, Edicto Siglo XXI: Prohibido tener hijos (1972) de Michael Campus, distopía de ciencia-ficción con Geraldine Chaplin y Diane Cilento, La máscara y la piel (1972) de Michael Apted, drama bélico con Glenda Jackson y Brian Deacon, Sábado inesperado (1973) de Dino Risi, comedia criminal italiana con Marcello Mastroianni, Días de furia (1973) de Antonio Calenda, drama histórico con Claudia Cardinale, Revólver (1973) de Sergio Sollima, policiaco italiano con Fabio Testi, Los tres mosqueteros: Los diamantes de la reina (1973) de Richard Lester, adaptación de la novela de Alexandre Dumas, donde, interpretando a Athos, encabezó el reparto por delante de Raquel Welch, Richard Chamberlain, Michael York, Frank Finlay, Christopher Lee, Geraldine Chaplin, Simon Ward, Faye Dunaway y Charlton Heston, Diez negritos (1974) de Peter Collinson, adaptación de una novela de Agatha Christie, con Elke Sommer, Richard Attenborough, Stéphane Audran, Herbert Lom y Charles Aznavour, Los cuatro mosqueteros (1974) de Richard Lester, secuela del film del año anterior con el mismo reparto, Tommy (1975) de Ken Russell, fantasía musical dramática basada en la ópera rock del grupo inglés The Who, con Ann-Margret, Roger Daltrey y Elton John, El cobarde heroico (1975) de Richard Lester, comedia histórica de aventuras con Malcolm McDowell, Alan Bates y Florinda Bolkan, Pesadilla diabólica (1976) de Dan Curtis, film de terror con Karen Black, Burgess Meredith, Eileen Heckart y Bette Davis, Espía sin mañana (1976) de Peter Collinson, drama de intriga con Richard Widmark, Gayle Hunnicutt y Sam Wanamaker, Botas duras, medias de seda (1976) de Don Taylor, western cómico con Lee Marvin, Robert Culp, Elizabeth Ashley, Strother Martin, Sylvia Miles y Kay Lenz, Caza criminal (1977) de Richard Compton, thriller con Deborah Raffin, Stuart Whitman, James Mitchum y John Ireland, El príncipe y el mendigo (1977) de Richard Fleischer, adaptación de la novela de Mark Twain, con Raquel Welch, Mark Lester, Ernest Borgnine, George C. Scott, Rex Harrison, David Hemmings y Charlton Heston, Mañana no amanecerá (1978) de Peter Collinson, policiaco con Susan George, Detective privado (1978) de Michael Winner, segunda adaptación a la pantalla de la novela negra "El sueño eterno" de Raymond Chandler, con  Robert Mitchum, Sarah Miles, Richard Boone, Candy Clark, Joan Collins, Edward Fox, John Mills y James StewartLa clase de Miss MacMichael (1978) de Silvio Narizzano, comedia dramática con Glenda Jackson, Michael Murphy y Rosalind Cash, Cromosoma 3 (1979) de David Cronenberg, film de terror y ciencia-ficción con Samantha Eggar, o Locos del espacio (1979) de Peter Curran, comedia con Peter Cushing.
En las décadas siguientes la actividad de Reed prosiguió a notable ritmo en el cine o la televisión, aunque generalmente en producciones de menor calidad. Así se le pudo ver en El león del desierto (1981) de Moustapha Akkad, drama bélico con  Anthony Quinn, Irene Papas, Raf Vallone, Gastone Moschin, Rod Steiger y John Gielgud, Condorman (1981) de Charles Jarrott, comedia de aventuras con Michael Crawford y Barbara Carrera, Veneno (1981) de Piers Haggard, film de terror con Sterling Hayden, Klaus Kinski, Sarah Miles y Nicol Williamson, El golpe 2 (1982) de Jeremy Kagan, muy inferior secuela del oscarizado film de George Roy Hill, con Jackie Gleason, Mac Davis, Teri Garr y Karl Malden, Fanny Hill (1983) de Gerry O'Hara, comedia erótica con Lisa Raines, Wilfrid Hyde-White y Shelley Winters, Obsesión trágica (1983) de William Fruet, terror de serie B con Peter Fonda, Tal para cual (1983) de John Herzfeld, comedia con John Travolta y Olivia Newton-John, Robinson Crusoe por un año (1987) de Nicolas Roeg, drama aventurero de supervivencia con Amanda Donohoe, Los Panzers de la muerte (1987) de Gordon Hessler, film bélico con Bruce Davison y David Carradine, Las aventuras del barón Münchausen (1988) de Terry Gilliam, fantasía de aventuras con John Neville, Eric Idle, Sarah Polley, Uma Thurman y Jonathan Pryce, Furia asesina (1988) de David Winters, film de acción con James Ryan, El regreso de los mosqueteros (1989), de Richard Lester, segunda secuela del film dieciséis años anterior, con Michael York, Frank Finlay, C. Thomas Howell y Kim Cattrall, El foso y el péndulo (1991) de Stuart Gordon, adaptación de una historia corta de Edgar Allan Poe, con Lance Henriksen, Plasma mortal (1992) de Damon Santostefano, terror de serie B con Elke Sommer, o Los comediantes (1995) de Peter Chelsom, comedia dramática con Oliver Platt y Jerry Lewis. Su último papel en el cine fue el de  Antonio Próximo, un anciano y áspero entrenador de gladiadores en Gladiator (2000) de Ridley Scott, peplum de acción con Russell Crowe, Joaquin Phoenix, Connie Nielsen, Derek Jacobi, Djimon Hounsou y Richard Harris. Esta superproducción, que sería ganadora de cinco premios de la Academia, se estrenó después de la muerte del actor.
Oliver Reed se casó en 1960 con Kate Byrne, madre de su hijo Mark, y de la que se divorció en 1969. Durante el rodaje de Oliver conoció a la bailarina Jacquie Daryl, con quien tuvo a su hija Sarah. En 1985 contrajo segundas nupcias con Josephine Burge, a quien permaneció unido hasta el fin. El actor fue conocido desde los años 60 por su legendario alcoholismo compulsivo y las peleas de bar que originaron sus descomunales borracheras. En un descanso del rodaje de Gladiator, film para el que se había preparado manteniéndose sobrio durante meses, sucumbió a una apuesta competitiva en un bar irlandés de La Valeta. La enorme ingesta de varias clases de bebídas alcohólicas desembocó en un ataque al corazón que acabó con su vida. Durante su funeral en Churchtown, población de Irlanda donde había residido sus últimos años, sonó la canción "Consider yourself" de Oliver.